Ramon Espadaler: “Queremos atraer al catalanista moderado”

November 17, 2017

Ramón Espadaler (Units per Avançar. Número 3 de la lista del PSC). Entrevista a El Siglo

 

Miquel Iceta ha encontrado el terreno abonado para defender, una vez más, su tercera vía en Cataluña. Para el 2-D presenta una candidatura transversal con una alianza electoral con la formación nacida de la extinta Unió Democràtica de Catalunya (UDC) de Duran Lleida.  El número 3 de la lista del PSC por Barcelona será Ramón Espadaler, veterano demócrata-cristiano que procede de Units per Avançar. “Es el momento de ensanchar  y fortalecer el centro  político catalán, el espacio que crea puentes y no trincheras. No nos interesan los extremos”, señala el candidato.

 

Fotos: S. RUÍZ

 

¿Le costó mucho tomar la decisión de presentarse en listas de una formación tan alejada de su opción política?
No fue nada fácil. Hemos dudado mucho. Pero hay razones políticas muy contundentes que nos han hecho tomar esta decisión. Valoramos presentarnos solos pero lo desestimamos.  En el momento de excepcionalidad actual teníamos que explorar otras alianzas en un espacio que no fuera frentista, que se aleje del independentismo y que plantee una alternativa para cambiar el marco de relación con España desde la legalidad. Con el PSC nos une un catalanismo de diferentes intensidades pero que no es rupturista y se aleja del inmovilismo del Partido Popular (PP) o de Ciudadanos (C’s). Tenemos que introducir serenidad para coser las heridas en una sociedad que se está rompiendo.

 

¿Le quedaron ganas de volver a la política de un partido roto, que desapareció y que dejó una gran deuda?
La verdad es que yo no tenía ninguna intención de volver a la política. Me acerqué a Units per Avançar, que agrupa a una parte de la antigua UDC y gente de diversa procedencia que ante la crisis política que se vive aquí han decidido arremangarse y votar a una opción de centro.  Queremos atraer al votante catalanista moderado y que debe ser un embrión de diálogo que nos permita encarrilar y superar la actual crisis política.

 

Vengo de una experiencia en la última campaña en la que los 104.000 votos que obtuvimos con UDC no se pudieron traducir en representación parlamentaria. Esto es frustrante  porque no haces un buen servicio a la ciudadanía que te ha dado la confianza.

 

Su opción es atrevida. ¿Josep Antoni Duran Lleida nos sorprenderá con otra?
Al señor Duran Lleida tenemos muchas cosas que agradecerle, como llevar la antorcha de la Democracia Cristiana en momentos difíciles. Hablo regularmente con él y comparte esta opción política. Ya ha dicho él mismo que en un momento difícil como éste se han de favorecer las opciones que sumen, que tiendan puentes. Él mismo ha dicho que votaría socialista pero por el momento no tiene intención de volver a la política.

Creo que si hubiera tenido la posibilidad, la hubiera considerado con mucho rigor para superar la actual crisis política. Es decir, si los catalanes deciden seguir el camino hacia la independencia o buscamos un acuerdo que nos aleje de los extremos. Esta opción no es improvisada. Los socialistas catalanes llevan mucho tiempo bregando con ella. ¿Y quién es capaz de poner de acuerdo a Duran Lleida, o a mí  mismo, con Jiménez Villarejo, por ejemplo? Pues Miquel Iceta, ante la excepcionalidad del momento.

 

¿No cree que Iceta en lo único que está interesado es en sus 104.000 votos?
Estos votos tienen un gran valor porque agrupan voluntades de personas que se alejaron en su día del inmovilismo y del independentismo y ello encaja perfectamente en el mensaje de los socialistas. Pero el acuerdo que hemos firmado es para una legislatura y para ayudar a salir de la situación de excepcionalidad  en la que nos encontramos. La aritmética la vamos a calibrar en 21-D pero este acuerdo es más profundo, va más allá de intentar arrebatar unos votos más.

 

¿Units per Avançar  ha renunciado a su proyecto propio?
En absoluto. Nuestro acuerdo es reconocernos como diferentes y esto sólo se puede hacer a través de las renuncias de unos y otros. En ningún otro contexto habríamos firmado una alianza preelectoral con el PSC. Coincidimos en que lo importante es restablecer la legalidad para recuperar estabilidad económica. Pedimos respeto hacia Cataluña en relación a nuestra lengua y cultura, sentimiento que tiene que ser correspondido, y una financiación justa y solidaria.  Creemos que es posible continuar viviendo juntos pero con reglas diferentes y huyendo del inmovilismo del PP. Podremos votar de forma diferente si por motivos de conciencia estamos ante una situación que no compartimos. Con el PSC no somos iguales y no queremos serlo.

 

¿Cómo van a captar a estos votantes que nunca se han mostrado  favorables al voto socialista?
A las personas que nunca han cogido una papeleta socialista, como yo mismo,  les vamos a explicar que ahora el voto socialista, en Cataluña, es el voto catalanista moderado.  El voto socialista es el voto de centro. Antes decíamos que no queríamos ni DUI ni 155 y lo seguimos diciendo. Pero también tenemos que explicar que si Puigdemont hubiera convocado elecciones antes, el escenario sería muy diferente y que no haberlo hecho es una barbaridad tremenda. Y añadiría que los tiempos que vienen son de una complejidad tremenda y que requieren políticos como Miquel Iceta capaces de hacer política y de bregar en situaciones difíciles.

 

¿Y si la aritmética vuelve a dar unos resultados similares de los del 27-S, su opción habrá sido un fracaso?
Pues sí, claro. Querrá decir que no hemos sido capaces de ampliar el espacio del centro catalanista. La única salida a una situación como la que se vive en Cataluña son las elecciones. Nosotros esperamos que el Gobierno Rajoy dé por acabado el 155 la noche del 21-D. Pero no sabemos si será la solución. Estamos seguros de que Miquel Iceta tendrá mucho voto prestado y que lo gestionará con generosidad para minimizar los riesgos de los extremos.

 

Con esta apuesta los socialistas han tenido muchas bajas . ¿Qué le parece que se haya roto el pacto en el Ayuntamiento de Barcelona?
Con la ruptura, la alcaldesa Colau añade más inestabilidad a la situación política. Estamos aquí, en el Passeig de Gràcia, y pregunte usted misma cómo les han ido las ventas a los comerciantes en los últimos tiempos. ¿Quién paga el horror de los denominados “Comités de Defensa de la República”, que cortan carreteras y fronteras? Siempre son los más débiles, los autónomos. Los que tienen contratos más precarios. La alcaldesa ha hecho una opción de vuelo raso creyendo que así conseguirá más votos. Estamos en un momento en el que necesitamos ampliar  la mirada o nos  hundiremos todos y todas.

 

¿Qué siente cuando Puigdemont reconoce a Le Soir que había otras opciones políticas?
Le diría que a buenas horas mangas verdes.  Han llegado muy lejos, han jugado con los sentimientos de mucha gente para ahora decir esto. No sé qué credibilidad tendrá la opción de Junts X Catalunya de cara al futuro. Espero ver su programa y espero que en esta ocasión cumplan lo que dice su programa.

 

La Comisión de la Reforma de la Constitución  no empezó bien. El PP dice que no habrá reforma constitucional. ¿Se siente cómodo con el apoyo que le ha dado el PSOE?
Nosotros no hemos pactado con el PSOE y no vamos a hacer política española. Nuestra opción es en clave catalana con el PSC. Creo que Miquel Iceta ha hecho una apuesta arriesgada que puede generar muchas incomprensiones y que persigue unos objetivos en los que el PSOE puede estar en contra y por los que tiene que trabajar, es decir, un encaje diferente de Catalunya en España. Luego, en las intensidades ya nos pelearemos.

 

¿Cree a Rajoy cuando dice que persigue el mismo objetivo que ustedes?
Yo, a estas alturas, no hago profesiones de fe a pesar de ser demócrata-cristiano (Risas). Creo que Rajoy es el mayor culpable de haber llegado a esta situación. Sin diálogo no creo que nadie sea capaz de establecer puentes. Confiamos en que ensanchando el centro político en Catalunya se alejarán los extremos como PP, Cs o el independentismo.

 

¿Cómo espera que sea la campaña? 
Espero que se contrasten situaciones para salir de ésta. Tiene que haber corazón y razón.  Confío en la altura de miras de todos para superar este callejón sin salida.  Y esto seguro que no será posible a partir del 22-D.  Veremos cuál es la aritmética  y esperamos de todos  que sean muy generosos y miren por el bien del país.

 

Compartir a Facebook
Compartir a Twitter
Please reload

Entrades destacades

Declaració fundacional d'Units per Avançar

June 17, 2017

1/1
Please reload

Notícies recents

September 2, 2020

Please reload

Arxiu
Please reload

Segueix-nos a
  • Twitter Basic Square
  • Facebook Basic Square