Entrevista a Carlos Losada a "El Mundo"

October 23, 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Units Per Avançar se erige en una nueva fuerza política en Cataluña para ofrecer un "catalanismo renovado y libre de ataduras". Tras la ruptura de CiU y la extinción de Unió, busca al votante moderado y de centro, huérfano por la deriva independentista del PDeCAT.

 

¿Aprueba la aplicación del artículo 155?

 

Nuestra posición inicial es no a la declaración unilateral de independencia y no al 155, pero estamos a favor del Estado de Derecho, del principio de legalidad y el imperio de la ley. Si las cosas se llevan hasta el límite, las reglas de convivencia son claves y, en ocasiones, nos lleva a tomar decisiones que no son las que nos gustarían.

 

¿Está o no la independencia declarada?

 

Creo que no. Puigdemont no contestó a la pregunta del Gobierno y sigue jugando a una ambigüedad que consideramos que no es buena. Hay que salir de esa ambigüedad, pero deja entrever que no.

 

¿El 1 de octubre se produjo una votación legal y vinculante?

 

No, no se dieron las condiciones exigidas por la Unión Europea para celebrar un referéndum, ni de la legalidad catalana y española.

 

¿No se daban las condiciones incluso antes de la intervención de la Policía para impedir la votación?

 

Ya no se daban antes.

 

¿Existen presos políticos en Cataluña?

 

No. En este país uno puede ser independentista durante 20 años y vivir en absoluta libertad. Eso no se ha perseguido, se han perseguido hechos concretos presuntamente delictivos. Pero la Fiscalía ha ido más allá de lo que creemos razonable, no ha tenido la ponderación adecuada.

 

¿Cree que la deriva del PDeCAT puede convertirlo en residual?

 

Es posible, es uno de los escenarios que cualquier politólogo debería contemplar. Puede ser un partido muy minoritario.

 

¿Hay espacio para un partido como Units en una Cataluña en la que los puntos intermedios han quedado dinamitados?

 

Sin duda. La gran mayoría de la población, más de dos millones de personas, está en el centro derecha y centro izquierda y en el eje de identidad, más del 50% se siente en algún modo español. Lo difícil es convertir ese espacio en votos. Falta pedagogía entre los líderes políticos para hacer ver que la independencia ni es conveniente ni es viable.

 

Unió no sobrevivió al proceso independentista, ¿por qué Units puede hacerlo teniendo en cuenta que ha incorporado a muchos militantes?

 

Nosotros no somos hijos de Unió. Somos un partido distinto. Pero he intentado que la gente de Unió se sienta cómoda en este proyecto porque tiene elementos comunes como su raíz humanista y socialcristiana. Yo nunca milité en Unió. Nosotros podemos tener el éxito que ellos no tuvieron porque antes el independentismo estaba en un punto álgido y hoy la gente se está dando cuenta de que tiene un coste alto. Además, ofrecemos un catalanismo renovado y libre de ataduras.

 

¿Duran no es el arquitecto en la sombra de este partido?

 

Si lo es, yo soy absolutamente desconocedor. He visto a Duran dos comidas en los dos últimos años.

 

¿Es Cataluña una nación?

 

Nuestra respuesta es contundente: tiene todos los rasgos y debe ser reconocida como nación. España es una nación que debe reconocer las realidades nacionales que tiene dentro, pero Cataluña también tiene que tener el valor de reconocer que dentro de la realidad catalana existe la realidad española, en lugar de decir que es un conjunto homogéneo.

 

¿Comulga entonces con la idea de España plurinacional del PSOE?

 

Sí, totalmente. El debate es a qué te da derecho ese reconocimiento como sujeto político, como nación.

 

¿Uno de esos derechos es celebrar un referéndum de independencia en el que sólo voten los catalanes?

 

El derecho de autodeterminación no aplica a Cataluña. Pero, cuando una comunidad a lo largo del tiempo y de una manera muy mayoritaria quiere irse, cualquier Estado democrático normal tiene que ver cómo articularlo. No es el reconocimiento de un derecho, sino de una realidad social.

 

¿Son partidarios de esa votación?

 

Somos partidarios de que se celebre una consulta en la que se den alternativas a la sociedad actual, una alternativa federal, que sería probablemente la que quiere la mayoría de la sociedad catalana. El 72% de la población catalana se siente de algún modo española. Negar esa realidad es un error de primera magnitud.

 

¿Merece Cataluña un concierto económico a la vasca?

 

Creemos que ese modelo clarifica mucho la responsabilidad de cada uno. Con ese modelo la culpa no la tiene siempre el otro. Pero apostamos por un componente de solidaridad muy alto. Mucho más que el modelo vasco.

 

Enllaç entrevista

 

Compartir a Facebook
Compartir a Twitter
Please reload

Entrades destacades

Declaració fundacional d'Units per Avançar

June 17, 2017

1/1
Please reload

Notícies recents

September 2, 2020

Please reload

Arxiu
Please reload

Segueix-nos a
  • Twitter Basic Square
  • Facebook Basic Square