¿De verdad buscamos soluciones?











JORDI CEREZUELA I BADIA

27/03/2018 - E-NOTÍCIES

No se pueden pedir peras al olmo. No podemos pretender mantener posiciones extremistas, ni el  independentismo como el unionismo, y esperar a que el otro ceda o se canse.


Si de verdad queremos concordia, vivir en paz y reconocernos -catalanes y españoles- debemos abandonar los extremos y acercar posiciones, hacer concesiones. Nadie, en ningún extremo, es poseedor de la verdad absoluta. Pero, como ocurre en el pajar, será difícil encontrar la aguja si no vemos la viga en nuestro propio ojo. No podemos cerrar el procés si los dos bandos no están en disposición de hacer otorgamientos a los otros.


Empecemos por recuperar el autogobierno y sacar de en medio el 155, ¿Cómo? Con un “govern” de consenso entre los máximos grupos parlamentarios posibles, sin ningún político encausado, de forma que ningún juez pueda entrometerse en la política catalana. Consensuemos las demandas al gobierno de España: financiación, reconocimiento de Cataluña como nación, blindaje del modelo educativo y de la lengua, definir competencias exclusivas, compartidas y de estado. ¿Seremos capaces?


Una vez encauzados, llamando a la puerta del gobierno de España, sin independencia de por medio, o negocian o evidencian su incapacidad para dirigir el Estado, porque si defienden que todos somos españoles han de demostrarlo en Cataluña.


Nos queda un tema más: los políticos presos. Tal vez con ingenuidad, pero quiero pensar que, cuando se abra el dialogo, todos seamos generosos, tengamos capacidad para reconocer los errores y con unanimidad, dos gobiernos -el catalán y el español- pidamos a la justicia que sea benévola.


Recuperemos la política, hagamos de ella frente común para promover la convivencia y el bienestar de todos los ciudadanos.


De los errores se aprende, ¿Nosotros seremos capaces de haber aprendido la lección?, ¿Sabremos convivir?

2 views