Respetar las leyes, los tribunales y las instituciones

De las muchas cosas que ha dañado el denominado Procés, hay tres que me preocupan particularmente, básicamente porque será necesario mucho tiempo para revertirlas, siendo, como son, fundamentales para el buen funcionamiento del Estado de Derecho. Se trata de tres cuestiones de naturaleza diferente, pero estrechamente interrelacionadas: el desprecio por la legalidad cuando ésta no complace, el hecho de considerar parciales los tribunales y la justicia en general y -no menos importante- apropiarse de forma partidaria e interesada de las instituciones, con todo lo que conlleva de erosión y distanciamiento de éstas respecto a la ciudadanía.

No es necesario ir demasiado lejos para encontrar ejemplos vivos de estas tres realidades. De hecho, tenemos alguno esta misma semana. Pese a otorgar la presunción de inocencia a Laura Borràs, presidenta del Parlament, en el debate suscitado en torno a la apertura inminente del juicio oral encontramos los tres factores mencionados: hemos escuchado a compañeros de su partido calificar de “represión” (sic) la apertura de un juicio que deberá enjuiciar presuntas prácticas ilegales en la contratación pública cuando era la máxima responsable de la Institució de las Lletres Catalanes. Hemos escuchado voces que menosprecian a los tribunales, al considerarlos simplemente represores. Y hemos visto cómo la presidenta Borràs está dispuesta a violentar el Reglamento del Parlament en un intento que erosiona notablemente a la institución a la que debería servir, en lugar de servirse de ella.

Veremos cómo evolucionan los hechos. Parece que en la actual fase del Procés, Cupaires y Republicanos no están muy dispuestos a asumir las tesis de Borras y de Junts per Catalunya. Pero a estas alturas es preocupante que se pueda cuestionar que una imputación a una persona independentista pueda serlo por razones ajenas a su ideología política.

Sin duda, superar ese desprecio por la legalidad, por las instituciones y por la justicia cuando no te da la razón o, simplemente, cuando juzga presuntos delitos que nada tienen que ver con el posicionamiento político, nos costará tiempo, esfuerzos y pedagogía. Nos jugamos mucho, como para frivolizarlo.

Ramon Espadaler, secretario general de Units per Avançar i diputado del Parlament de Catalunya del GP Socialistes y Units per Avançar

Comparteix

Comentaris

Relacionados

Segueix-nos

Sigues part activa del diàleg per construir una Catalunya capdavantera.

Subscriu-te al nostre newsletter

Gracies per la teva subscripció
Hi ha algun problema, torna-ho a intentar més tard

Subscriu-te al nostre newsletter

Gracies per la teva subscripció
Hi ha algun problema, torna-ho a intentar més tard

Units per Avançar és un partit polític humanista, catalanista i democristià format per un equip humà de professionals que aporta solucions reals per a les persones i crea les condicions necessàries perquè, tots plegats, puguem contribuir al rellançament d’una Catalunya capdavantera, una millor Espanya i una Europa més forta, que ens faci sentir orgullosos.

Fes-te simpatitzant