Hoy hace cinco años de la Declaración Fundacional de Units per Avançar (2017-2022). ¡Muchas felicidades!

Declaración fundacional

 

19 de junio de 2017

 

Las personas que suscribimos esta declaración provenimos de sensibilidades políticas y experiencias profesionales y sociales diversas, pero tenemos nexos comunes y queremos compartir con la ciudadanía de Cataluña las siguientes reflexiones y propuestas:

 

Vivimos un momento trascendental para el porvenir de nuestro país. El presente dibujará nuestro futuro colectivo como rara vez en nuestra historia. Los avances de la ciencia y la tecnología, las transformaciones en el mundo del trabajo, los retos medioambientales, el aumento de la inseguridad, las corrientes migratorias, la creciente desigualdad, los desequilibrios demográficos, los retos del Estado del Bienestar y uno fuerte corriente relativista de nuestra sociedad hacen que Cataluña afronte en las próximas décadas los retos más importantes de la historia reciente. Y todo ello, en un marco muy diferente al actual: más globalizado y con un nivel de cambio excepcional.

 

En este cruce histórico es fundamental reivindicar la política: hacer política como compromiso con las generaciones actuales y con las futuras. Lo que hagamos ante estos retos no será neutro. Actuar y actuar bien puede llevarnos a convertir estos desafíos en oportunidades. En encontrar vías adecuadas de solución nos va la calidad de nuestra vida cotidiana y la de nuestros hijos.

 

Queremos participar desde la política en la configuración de una sociedad en la que las relaciones entre las personas se caractericen más por la confianza que por la desconfianza, por la solidaridad y la ayuda mutua que por la indiferencia y la exclusión, con mayor dignidad y calidad de vida humana. No actuar o equivocarnos en el diagnóstico y la terapia puede llevarnos a sociedades rotas, violentas, con aislamiento y soledad de los más vulnerables, particularmente de las personas mayores.

 

Para conseguir responder positivamente a estos desafíos, reivindicamos la construcción de una sociedad más cohesionada internamente y muy bien articulada con su entorno. Una sociedad en la que el esfuerzo sea asumido como un valor social, sabiendo que tanto ese esfuerzo como la ganancia que se derive serán repartidos con equidad. Una sociedad que reclame al Estado respeto y reconocimiento hacia la realidad nacional de Cataluña, sus instituciones y su autogobierno. Una sociedad que tome conciencia de que una parte de sus problemas tienen mejor solución en el marco del Estado. Por ello, y recogiendo la mejor tradición del catalanismo político, apostamos por una implicación desacomplejada en la política española, a la vez que asumimos la unidad de Europa como marco político e institucional supraestatal irrenunciable. Defendemos también unas instituciones más cercanas a los ciudadanos, articuladas según el principio de subsidiariedad.

 

Por todo ello, quienes suscribimos esta declaración nos unimos en un momento crítico e invitamos a quienes comparten los principios y valores de este movimiento a avanzar conjuntamente para crear las condiciones para un futuro más esperanzador.

 

Quienes hoy formulamos esta invitación tenemos como denominador común el humanismo integral que sitúa a la persona, su dignidad y su trascendencia como centro, sujeto y objeto de nuestro pensamiento y acción política.

 

Nacemos con voluntad de articular un espacio inclusivo y de progreso con una visión humanista, catalanista y europeísta que cree en una globalización éticamente responsable y en una nueva forma de hacer política capaz de construir mayorías sociales y políticas que influyan en la construcción de la Cataluña del futuro.

 

Para nosotros el protagonismo deben tener las soluciones a los problemas de las personas. Las ideologías deben inspirarnos para construir un mundo más humano y no limitarnos de forma que impidan encontrar soluciones fuera de nuestro pensamiento político. Sin embargo, no pretendemos tener solución para todo. Además: creemos que la sociedad del futuro sólo tendrá posibilidades si existe un retorno de la responsabilidad a sus conciudadanos. Pero conocedores de la historia y dispuestas al desarrollo de nuestra sociedad, tenemos posiciones y propuestas claras que queremos ofrecer:

 

. CREEMOS en la dignidad y la igualdad de las personas. Todas, sin distinción de origen, sexo, creencia religiosa o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, tienen los mismos derechos, deberes e igualdad de oportunidades. Consideramos una prioridad defender las libertades básicas de todas y cada una de las personas, especialmente de las más débiles.

 . AFIRMAMOS que la seguridad es condición necesaria para la libertad. Por eso creemos indispensable luchar democráticamente contra cualquier planteamiento totalitario y excluyente, contra los sentimientos identitarios que planteen la superioridad de unos sobre otros y contra los fundamentalismos religiosos que no permiten ni la diferencia ni la crítica. Al mismo tiempo creemos que las ideologías, los sentimientos de identidad, la espiritualidad o la religión deben permitir al ser humano encontrar sentido, generar solidaridad y desarrollar una cultura de la acogida en la que la persona pueda desarrollarse de forma integral y armoniosa.

. EXPRESAMOS nuestro compromiso con las familias. La solidez y solidaridad de los vínculos familiares garantizan una sociedad fuerte y cohesionada.

. DEFENDEMOS el derecho de las familias a escoger el modelo de educación que quieran para sus hijos. Una elección que sólo será verdaderamente libre si se garantiza la libertad de creación de centros educativos con ideario propio y una financiación apropiada que asegure tanto una escuela pública como concertada de

. APOSTAMOS por la economía del bien común que garantice un funcionamiento equilibrado del mercado y un apoyo real a las personas afectadas por la desigualdad. La economía y el Estado deben estar al servicio de las personas y de la sociedad y no por encima suyo . Tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario. Creemos que la solución de muchos problemas sociales está en reequilibrar el protagonismo de los tres grandes actores sociales: sociedad civil, mercado/empresa y Estado. Los ciudadanos, las empresas y las administraciones deben cooperar para abrir nuevos espacios de crecimiento social y económico. Una sociedad que debe recuperar y fortalecer las clases medias vertebradoras del país.

. SUBRAYAMOS la importancia de la empresa como motor económico y social. El apoyo explícito a la emprendeduría y la creación de más y mejores empresas son aspectos centrales en el proyecto que defendemos. Las empresas deben caracterizarse por su comportamiento cívico y socialmente responsable.

. DEFENDEMOS la consolidación de la sociedad del bienestar. Para asegurar su sostenibilidad apostamos por la creación de riqueza, por priorizar la lucha contra la elusión y el fraude fiscal, contra la corrupción y el abuso de las prestaciones sociales y garantizar una administración más eficiente. Es necesario combinar las políticas públicas con la iniciativa y gestión privada respetando la libertad responsable de cada uno. Con estas prácticas podremos garantizar una educación, una sanidad y unos servicios sociales de calidad.

. PRIORIZAMOS la promoción de la justicia social, el derecho al trabajo y un salario y unas pensiones dignas. Sin esto es difícil garantizar la equidad. El gran reto del presente y del futuro es combatir la enorme tasa de paro y nivelarla en los estándares europeos para tender al pleno empleo. Un trabajo adecuado contribuye a la dignidad de la persona. Es necesaria una economía con alma, en la que todos los factores productivos estén equilibrados y debidamente remunerados para que el trabajo de las personas sea garantía de su dignidad y autonomía. Y hacemos nuestra la defensa del derecho a una vivienda digna, desde el respeto por la propiedad privada.

. SUSCRIBIMOS la necesidad de avanzar hacia una globalización éticamente responsable y la creación de instituciones globales que puedan gobernarla y especialmente puedan luchar contra la pobreza y el deterioro medioambiental con el favorecimiento de la creación de modelos de desarrollo sostenibles. La globalización es un hecho irreversible que es necesario humanizar. Creemos que es necesario garantizar unos flujos migratorios ordenados para articular el derecho de los migrantes con el de las poblaciones receptoras.

. AFIRMAMOS nuestro compromiso de ser activos en la defensa de nuestras raíces culturales y en la promoción del sistema de valores que como sociedad queremos favorecer y garantizar.

. ENTENDEMOS la acción política como un medio de transformación de la sociedad. Queremos contribuir a regenerar la política desde la ética más radical para devolverla al servicio de las personas y del bien común a través de representantes honestos, dignos y capacidades, una política que debe fundamentarse en la honestidad y el control democrático que eviten su corrupción.

. COMPARTIMOS la voluntad de ser del pueblo de Cataluña, que requiere su reconocimiento como nación con raíces históricas, culturales y lingüísticas. Este reconocimiento debe ser garantizado constitucionalmente en un marco de plenas competencias en lo que configura nuestra personalidad nacional: lengua, cultura y educación.

. QUEREMOS garantizar un sistema de financiación lo más justo y eficaz posible que, en el marco de una Unión Europea cohesionada, garantice para Cataluña, los recursos económicos para atender adecuadamente a los desafíos que tenemos planteados como sociedad desgranados en esta declaración.

 

UNITS PER AVANÇAR es un movimiento democrático que tiene la voluntad de servir a los ciudadanos de Cataluña y que se propone recoger lo mejor del catalanismo, del centro político, del espíritu federalista europeo y del pensamiento político humanista socialcristiano, abierto a personas provenientes de tradiciones filosóficas distintas que comparten la visión de la persona, de su dignidad y de su desarrollo integral en la comunidad.

 

Hoy constatamos que Cataluña está dividida: una Cataluña quiere algo opuesto a lo que quiere la otra. Es hora de que unos y otros nos encontremos y nos pongamos en marcha. Las decisiones que deban tomarse al respecto deben ser fruto del diálogo y del consenso interior de una parte, y del diálogo y el pacto con el resto de la sociedad española, por otra.

 

Creemos absolutamente necesario articular un movimiento catalanista y europeísta que aspire a vertebrar el catalanismo reformista para hacer avanzar a Cataluña. Queremos representar los intereses colectivos de los catalanes donde sea necesario y trabajar para que cualquier decisión que afecte a Cataluña sea factible, acordada y amparada en la legalidad, de modo que no comporte perjuicios para las personas ni para nuestra sociedad.

 

Así pues, después de unos años en los que nuestra sociedad ha sufrido y sufre una grave crisis económica, social, moral y política, es necesario que todos unidos nos pongamos en marcha y trabajemos para construir la Cataluña del mañana.

Comparteix

Comentaris

Relacionados

Segueix-nos

Sigues part activa del diàleg per construir una Catalunya capdavantera.

Subscriu-te al nostre newsletter

Gracies per la teva subscripció
Hi ha algun problema, torna-ho a intentar més tard

Subscriu-te al nostre newsletter

Gracies per la teva subscripció
Hi ha algun problema, torna-ho a intentar més tard

Units per Avançar és un partit polític humanista, catalanista i democristià format per un equip humà de professionals que aporta solucions reals per a les persones i crea les condicions necessàries perquè, tots plegats, puguem contribuir al rellançament d’una Catalunya capdavantera, una millor Espanya i una Europa més forta, que ens faci sentir orgullosos.

Fes-te simpatitzant