Solución #2

Trabajamos por un acuerdo de autogobierno que maximice nuestra competencias.

Ramon Espadaler Parcerisas
Secretari General

Fem que Catalunya funcioni

Solución #2

Trabajamos por un acuerdo de autogobierno que maximice nuestra competencias.

Ramon Espadaler Parcerisas
Secretari General

Fem que Catalunya funcioni

Hagamos que Cataluña y España funcionen

Trabajamos por la consolidación de un proyecto de convivencia en el seno de Cataluña y también con España y Europa que, respetando los hechos diferenciales que históricamente nos unen, nos permita avanzar conjuntamente en el pleno desarrollo de un modelo territorial como el actual de carácter claramente federal. Un modelo que cuente con las herramientas necesarias para conseguirlo y que sea aplicable de forma asimétrica a todas las comunidades autónomas mediante criterios objetivos.

¿Cuáles son nuestras soluciones principales?

Quina de les solucions d'encaix entre Catalunya i Espanya et sembla més atractiva?

Ver los resultados

Cargando ... Cargando ...
Vull opinar sobre aquesta prioritat

¿Cuáles son nuestras soluciones principales?

1

Trabajamos por el reconocimiento de Cataluña como nación dentro de España.

2

Treballem per un acord d’autogovern que maximitzi les nostres competències.

3

Trabajamos por una financiación ajustada a las necesidades de Cataluña y sus competencias.

4

Trabajamos por la consolidación de un modelo basado en el respeto y la lealtad mutua de todos los territorios.

Ver Programa
Ver Programa

Quina de les solucions d'encaix entre Catalunya i Espanya et sembla més atractiva?

Ver los resultados

Cargando ... Cargando ...
Vull opinar sobre aquesta prioritat

Un modelo comprometido en la efectividad del autogobierno

Creemos en un modelo que disponga de instrumentos que nos permitan hacer efectivo un autogobierno estable y de calidad, compatible con el desarrollo social y económico del conjunto de España. Un sistema que respete aquellas competencias de carácter exclusivo y con una previsión normativa de unos instrumentos necesarios para resolver de forma objetiva los conflictos competenciales que puedan surgir.

Estamos convencidos de que hay una solución a la actual situación de bloqueo, pero hay que concretar las bases sobre las que articular el necesario diálogo. Primero, en el seno de Cataluña y después entre catalanes y españoles. Asimismo, consideramos necesario que la propuesta de diálogo se materialice en un Pacto de Estado perdurable en el tiempo y incuestionable para la alternancia en los gobiernos catalán y español.

Un Estado de las Autonomías reforzado y capaz de afrontar los retos de futuro

Resolver la situación en la cual nos encontramos actualmente es un paso ineludible para poder centrar todos los esfuerzos en los retos de fondo de nuestra sociedad: abordar con éxito la transformación digital de nuestra economía, garantizar unos altos niveles de protección social, de equidad y solidaridad, y responder a los retos axiológicos (de valores) que definirán nuestra sociedad en las próximas décadas.

Ha llegado el momento de dialogar sobre qué nos une desde las diferencias con respeto, confianza mutua y lealtad cooperativa. Nuestras propuestas parten del catalanismo, pero no piensan exclusivamente en Cataluña, sino en la mejora y desarrollo del actual Estado de las Autonomías y en la necesaria consolidación de una Europa fuerte y competitiva de carácter federal.

Voluntad inequívoca de ser del pueblo de Cataluña

Nuestra propuesta parte del catalanismo político que, por definición, es integrador, pactista y profundamente europeísta. Una visión que, respetando la singularidad de los otros pueblos de España, en ningún caso renuncia a la inequívoca voluntad de ser del pueblo de Cataluña. Es el momento de reivindicar entre todos nuestros valores y particularidades y de sentirnos orgullosos de nuestra identidad sin caer en partidismos. Unidos debemos reconducir la situación en la que nos encontramos porque estamos convencidos de que, por encima de todas las cosas, nos une la aspiración de que Cataluña mejore.

Un modelo que fomenta la convivencia conjunta

Sólo con un nuevo modelo territorial, Cataluña será capaz de ofrecer lo mejor y colocarse a la altura de otros países europeos. Defendemos un modelo basado en el respeto a los hechos diferenciales, en la confianza mutua, la convivencia conjunta, la lealtad cooperativa y la solidaridad. Pero no se trata de un modelo arbitrario: consideramos relevante la necesidad de objetivar unos criterios que se aplicarán ajustándose a las necesidades y aportaciones de cada autonomía. Cataluña se asegura la oportunidad de diseñar su propio sistema fiscal que lo establezca como una economía relevante en Europa con la capacidad de gestionar su propia riqueza, gracias al pleno ejercicio de sus competencias, y con la mirada siempre puesta en el sistema de cooperación y de solidaridad interterritorial.